El equilibrio en las relaciones…

Sefirotic diagram from Christian von Rosenroth...
Image via Wikipedia

Me llamó mucho la atención, cuando recibí este correo, la afinidad que existe entre la Cabala y las Constelaciones Familiares.   Equilibrio, órden, palabras comunes en ambas disciplinas.  El tema viene al caso por algunas situaciones que en días pasados viví.  Espero que encuentren interesante el contenido:

Nuestras relaciones son meramente un equilibrio entre dar y tomar. El equilibrio ideal es el completo, es decir 50/50, pero la mayoría de nuestras relaciones no están equilibradas. O damos o recibimos demasiado. Y en algunos casos, es un desequilibrio natural. Es algo natural que un niño tome más de sus padres de lo que él puede darles. Un estudiante también tomará más de su profesor de lo que él puede darle; pero eso se supone que debe ser así.

En la mayoría de los casos, es un juego de tira y afloja.

A veces es un 70/30, otras veces es un 20/80. Pero la cuestión es: ¿cuán dispuestos estamos a dejar que el desequilibrio persista? ¿Estamos tomando de los demás conscientemente? ¿Estamos permitiendo intencionadamente que alguien tome de nosotros?

Estamos demasiado relajados en este tira y afloja, porque todo lo que está en nuestra mente es relativo (mira la afinación de la semana pasada). Hemos establecido que ciertas cosas son aceptables y otras inaceptables.

“Estoy dispuesto a aceptar este tipo de abuso de mi jefe, pero no de mi compañero de trabajo”.

“Esta persona me gusta, así que seré condescendiente porque quiero tener la oportunidad de estar con él (ella)”.

Entonces, ¿qué hay de malo realmente en el abuso, si al final resultará en recompensa?

Que estamos entregando nuestra Luz.

Entregaremos nuestra Luz y viviremos en un infierno durante dos años por la oportunidad de ser felices en cinco años. En el libro “Las reglas espirituales de las relaciones” hablo más a fondo sobre este concepto. Pero la conclusión del libro y de la afinación de esta semana es: Tenemos que empezar a tomar el control sobre nuestra Luz. No podemos permitir a otras personas o situaciones que nos hagan sentir felices, tristes, satisfechos o rechazados.

Nuestra energía necesita ser independiente de las personas y las cosas que nos rodean. Ser independientes no significa que debamos vivir sin padres, profesores, hijos, amigos o socios. En cada una de nuestras relaciones habrá un dador y un receptor en un momento dado. Pero en todos los momentos, los papeles del dador y el receptor tienen que cambiar. Debe haber un esfuerzo para avanzar hacia ese estado del 50/50.

Hay personas en este mundo que van a trabajar y su único objetivo es quedar bien delante de su jefe para poder obtener un ascenso. Esas personas han renunciado a su independencia. Cuando su jefe es despedido, ¿dónde está su Luz? Se ha marchado. ¿Dónde está su potencial de crecimiento? Se ha marchado. Se fue por la puerta, con su jefe, a quien voluntariamente le entregaron su Luz.

No puedes basar tu éxito o tus objetivos en otras personas o situaciones. Pero puedes ser independiente, ser dueño de tu energía, de tu Luz, hacer lo que sea necesario en la posición en la que te encuentras para acercarte más a la Luz del Creador y ocuparte de los demás. Todo lo demás se colocará en su sitio.

Rav Áshlag, el gran Kabbalista del siglo pasado, señala que guardamos nuestra casa física y nuestras posesiones bajo llave, pero nuestras posesiones del 99%, nuestra Luz espiritual, la dejamos abierta, accesible y disponible para todo aquel que quiera tomarla. No es necesariamente una decisión consciente, pero cada vez que alguien o algo me pone feliz o triste, estoy entregando mi Luz. Ninguna persona ni cosa debe ponerme de ninguna forma.

Eso no quiere decir que debamos encerrarnos y dejar al resto del mundo afuera para que nadie pueda hacernos daño. Queremos ser independientes, pero no estar solos. Ser independiente significa que nadie puede lastimarme. Soy fuerte y no tengo miedo de ser abierto con las personas y compartir con ellas. Haga lo que me haga la gente, yo estaré bien. Puede que me duela, pero no dejará cicatriz porque yo soy el dueño de mi propia Luz.

Esta semana, busca las formas en las que estás entregando tu Luz. Y busca las formas en las que tomas Luz de los demás. Sé sincero. Sé honesto. Y busca el equilibrio. Este es el mes de Libra, así que equilibremos la balanza.

Todo lo mejor,

Yehudá

Reblog this post [with Zemanta]
Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Menospausas
    Sep 26, 2009 @ 12:30:57

    Hola Ana Isabel, veo que me falta mucho por leer, perdón pero ando corriendo mucho en estos días. No pediré disculpas ni diré perdón hoy tengo el tiempo para escribir un poco en tu espacio…ese que me gusta para pensar en otros menesteres de mi vida.

    Bueno yo creo que el equilibrio esta en nosotros, que no depende de nadie más, ni de mi pareja, mi jefe, mi compañero o mi amigo, el equilibrio es conmigo, si me dan más o doy menos hace tiempo que me lo deje de preguntar. Mucho tiempo, claro que me costo trabajo aprenderlo.

    Si alguien toma más de mi, no importa yo lo permito, y te aseguro que lo hago con gusto y sin perder nada de mi esencia como persona, si yo tomo más de otra persona espero que no se ofenda, que sienta que me da un regalo.

    El equilibrio en la vida es estar acompañados, pero sin la necesidad obligada de estar por estar con alguien o por conseguir un beneficio propio, al igual que un niño aprende de un maestro, nosotros debemos aprender de las personas que nos rodean para crecer, para retroalimentarnos, el crecimiento de esa paz que nos lleva a vivir en armonía con nosotros y con las personas con las que vivimos o las que conocemos por algo, en este gran espacio llamado tierra que fue creada para vivir en sociedad, debemos elegir cómo crecer, mantener los equilibrios propios, no los ajenos, la individualidad de las personas no esta peleada con la compañía de las personas, nosotras estamos aquí con un diálogo por algo sigamos buscando nuestro propio equilibrio, sintiendo, creciendo

    Un abrazo muy grande

    Responder

  2. Ana Isabel
    Sep 26, 2009 @ 13:18:05

    Me agrada que te agrade, Menos. Más allá de las disculpas y demás, es bueno que hayas tenido tiempo de leer la entrada. Y más bueno todavía que hayas encontrado el equilibrio. Se siente bonito cuando se consigue, ¿verdad?
    Nos leemos por allá si es que no se han ido.

    Otro abrazo para tí.

    Responder

  3. Bruja
    Sep 27, 2009 @ 16:21:16

    Me gustó mucho lo expuesto aquí , el difícil arte del equilibrio en las relaciones . Te lo digo por la cantidad de individuos que se roban la luz y no me refiero a los que se cuelgan de los “diablitos” ( jeje ) .
    Un abrazo …

    Responder

  4. Rampy
    Sep 20, 2014 @ 12:38:53

    Muy buena la exposición estoy pasando un tiempo de tristeza por el desequilibrio en una relación de más de veinte años que me ha traído más dolores que alegrías y necesito dejar atrás y me cuesta mucho…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: