Justicia para unas nalgas…

The Faery Queen's Justice
Image by crowolf via Flickr
Para los niños, olvido.

Recientemente a una roquera famosa (¡eeey, güeeeera!)  la perjudicaron en codiciada parte de su anatomía. En México, solo tres leyes se cumplen cabalmente: la Ley de Herodes, la Ley del Embudo y la Ley de Gravedad. Pues bien, esta tercera ley había cumplido sus efectos, y el prominente trasero de la cantante mencionada empezaba a mirar al suelo (¡Hacer el amor, con oootro, no, no, noooo!).

 

Entonces la roquera acudió a una clínica en la que le inyectaron una substancia extraña, con la promesa de que aquella parte luciría “¡eternamente bella, bella, con un hechizo de gitana!”. El resto de la historia es bastante conocido: en lugar de erguirse orgulloso, aquello tomó la forma de un paisaje lunar. Ya no solo el trasero, la vida misma de la cantante estuvo en serio peligro.

 

Entró en acción la justicia. Inmediatamente fue detenida la dueña de la clínica. Después  de una intensa búsqueda, el doctor que practicó las inyecciones fue apresado. Luego fueron detenidos ocho empleados de la empresa productora de la substancia inyectada. El resultado del fallido levantamiento de nalgas: diez personas detenidas.

 

Puede hacerse ahora una amarga comparación: mientras las instituciones actúan para ofrecer justicia a dos nalgas heridas, los niños fallecidos y heridos por el incendio  en la bodega ABC, sus abatidos padres, sus familias, todo Sonora entristecido, todo México consternado esperan  justicia. Vale comparar los balances: por una parte dos nalgas heridas, diez reos; por la otra cuarenta y nueve niños fallecidos, una detenida (la infortunada empleada del IMSS cuya labor era revisar los menús).

 

Este balance pone al descubierto una característica de las instituciones mexicanas: están diseñadas para cuidar a la gente VIP (very important person).  A los ojos de los gobernantes (Calderón, Bours, Padrés, Gándara) los niños fallecidos o heridos y sus familiares fueron y son mexicanos de segunda.  Por ello el juez federal que atiende  el caso fijó, para los dueños de la bodega-guardería, una fianza de dos mil pesos. $ 40.82 por niño. Cuarenta pesos por cada vida perdida.

 

Por eso Padrés se dio el lujo de ratificar a Abel Murrieta, el procurador de Bours. Por eso Calderón, en su reciente visita a Puerto Peñasco Sonora, ignoró a los padres de los niños fallecidos. Es que no se apellidan Gómez del Campo…  ni siquiera Guzmàn.

 

Martín Vélez
No conozco a Martín Vélez, pero me parece impecable su escrito, por eso lo traje acá.  Que las nalgas de la Guzmán puedan obtener justicia expedita y las víctimas del incendio de la guardería ABC viendo pasar el
tiempo…
Reblog this post [with Zemanta]
Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Chabochis
    Nov 12, 2009 @ 19:30:40

    Que verdad tan terriblemente cruel pero tan cierta, en los días que la Guzmán se hospitalizó, yo estuve en cama por la influenza y mi único acompañamiento era la TV, y en todos los canales y a todas horas, en los programas no sólo de “espectáculos” sino en los mismos noticieros, la principal noticia eran las nalgas de la Guzman, hacían enlaces en vivo, guarias todo el día, etc etc
    Y de los niños muertos por la irresponsabilida de los poderosos, por el tráfico de influenzas, por querer hacer dinero a costa de lo que sea, ya ni quien hablara, ese asunto ya está olvidado, perdido en el laberinto de la impartición de justicia.

    Responder

  2. lareddeartemisa
    Nov 13, 2009 @ 10:03:18

    Linda Chabochis:

    Parecería chiste, ¿verdad? Con eso que me dices que todo el día informaban por televisión sobre el estado de salud de las famosas nalgas.

    Mientras, en Hermosillo, los papás está sufriendo un infierno de silencio e impunidad. Son muchos los niños que sobrevivieron con graves secuelas, con necesidades médicas muy serias y específicas y sus papás, gente de escasos recursos, en muchos casos han tenido que dejar su trabajo para atender a los niños.

    Cada vez que toco este tema siento una especie de encabronamiento interno. Puedes enterarte de todo esto en
    http://angelesenespera.org

    Saludos

    Responder

  3. Lacrox
    Nov 13, 2009 @ 12:35:02

    No es de extrañar que nos llenen la cabeza de noticias de este tipo. Lo que es de molestar es que la gente las consuma. Si yo vendo excremento de perro y alguien me lo compra, la culpa no es mía.

    No me gustan las telenovelas. Sinceramente todavía no alcanzo a distinguir si es sólo una pose machista de mi parte o una real animadversión. Cada vez me convenzo más que es sólo un ir contra la corriente.

    Lo anterior por que ya tengo buen rato que no veo televisión nacional. Digamos 4 años donde gracias al satélite he dejado de preocuparme mucho de tantas babosadas que aparecen en la prensa y de los programas de tan baja calidad que ofertan estas televisoras.

    Pero en el universo del satélite he ido convirtiéndome en ferviente televidente de canales chilenos, peruanos y de Miami. Sin dejar de fuera los clásicos PBS y americanos dignos de verse.

    En una ocasión cambiando los canales (de esa forma tan irritante que tenemos los hombres de cambiarlos) me encontré con una escena de una novela donde en ese momento había acción. Me pareció interesante y la termine de ver, ya esta en sus últimos minutos. Le comenté a mi esposa y a partir del siguiente día la comenzamos a ver ambos. Durante meses la estuve viendo, pero al final me enfadó. Pero acepto que me atrapó y era un buen producto. Bien realizado, actuado. La dirección y fotografía muy buena.

    Después me sorprendía a mi mismo siguiendo otra novela chilena, (remake de otra novela argentina) y me agrado ya que me reí y seguí la trama. Igual el final insulso pero el producto bueno.

    Me entero que ahora la están pasando en México en televisa (el original se llama los exitosos Pells, en México el Pells lo cambiaron por Pérez) y no pude durar más de 10 minutos viéndola. No sólo por la comparación que automáticamente hice, sino por la pésima calidad del producto. Hasta me dio pena ajena que un argentino o chileno la vieran.

    Los productos de las televisoras mexicanas ya no se exportan. La época de de oro del cine quedo muy lejos, la época de que las novelas se pasaran en decenas de países, también quedo así. La televisión mexicana está sufriendo lo mismo que le pasó al cine, donde de excelentes productos reconocidos mundialmente pasó al cine de cabareteras o de mafia ranchera.

    Pero ¿se puede culpar de que hagan un producto que se vende bien? hay millones de compradores cautivos. Y al no tener alternativas con contenidos de calidad superior, entonces se quedan con lo que tienen.

    “cada pueblo tiene la televisión que se merece”

    Responder

  4. Ana Isabel
    Nov 13, 2009 @ 12:55:02

    Lacrox:

    Pues ya animada, salgo del closet: confieso públicamente que las telenovelas mexicanas me parecen aborrecibles, pero que he disfrutado hace ya tiempo de las brasileñas y una colombiana llamada Café con aroma de mujer.

    Hace mucho que no veo la televisión mexicana por las mismas razones que das. El problema es que somos menos los que podemos acceder a la televisión satelital o por cable. La gran mayoría es consumidora de toda la porquería que le presentan las televisoras nacionales.

    Y venden como importante un par de nalgas y la gente verdaderamente lo compra y opina y defiende. Mientras en Hermosillo se pasean con gusto y hasta salen en la página de sociales los que tienen órden de aprensión .

    Responder

  5. TeGedora
    Nov 13, 2009 @ 15:42:59

    Buena tarde querida Ana Isabel, Chabochis y Lacrox.

    Este tema me enoja, me indigna…

    Pues anoten una más al clú. Detesto, me parecen nefastas las novelas mexicanas, de hecho mi tiempo en televisión se restringe a series extranjeras, documentales, películas, programas de análisis político, ah y los Simpsons ja,ja.

    Cafe con aroma de mujer es buenísima yo la ví en repetición, y después Tvapesta y Telerisa hicieron el refrito que por dignidad no ví.

    Creo que el televidente tiene la decisión: Si no te gusta lo que hay, le cambias o la apagas.

    Ahora con el tema de las nalgas simplemente NO TIENEN MADRE. Sí las televisoras le dan la tercera parte del tiempo que destinaron a las nalgas de la Guzmán, al Caso ABC, sería otra historia. Eso por una parte.

    Por otra, la acción de las autoridades con uno y otro caso es de risa loca, da pena. 49 niños fallecidos, otros tantos heridos y familiares ignorados, impunes…. claro las autoridades estaban ocupadas en las nalgas.

    Estoy muy muy enojada. Bola de cabrones, es indignante Ana Isabel, no se vale.

    Responder

  6. Ana Isabel
    Nov 13, 2009 @ 15:51:59

    Hola TeGe:

    Hace unos días leí en el Universal.com una nota en la que informaban que Margarita Zavala avalaba con su presencia y un discurso sumamente hipócrita, la creación de un sitio en internet que ni digo el nombre de puro coraje.

    En su discurso habló de la impunidad y el miedo. Me imagino que se mordió la lengua. En fin, todas las notas del universal.com te dan la opción de comentar. Esa en especial no lo permitió. Aún así, me metí a otras notas a comentar sobre el tema. Ella no puede hablar de impunidad y es una artimaña de los del periódico censurar a los lectores.

    Espero que pronto tenga más valor la vida y la salud de un solo bebé, que las nalgas de cualquiera.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: