La ingrata, la que nadie quiere dejar…

Guadalajara's "Los Arcos"
Image via Wikipedia

19 de Diciembre del 2009
Regionalismo demodé, pero sabroso
Augusto Chacón

La ingrata, la que nadie quiere dejar; la mustia que como ninguna, sabe mirar de reojo; la impúdica que se entrega entera a 20 minutos de tormenta veraniega. La que en 1810 se preparó para impedir que el excomulgado Miguel Hidalgo mancillara su suelo, la que unas semanas después lo recibió multitudinariamente emocionada con un tedeum; la moralina que vuelve legendarios los burdeles, la que ocupa un diccionario para mejorar su lenguaje, la que ha dado al español grandes poetas, novelistas, historiadores, periodistas y no necesita que le enseñen a hablar. La que no lee, la que pone durante diez días la librería más grande del continente. La despaciosa, la impaciente que apenas puede esperar a que el futuro la rebase. La que vive sus calores de un mes como si fueran eternos, la que nunca está preparada para padecer los fríos. La de las taquicardias autoinducidas con chile que es fuego líquido; la que de noche vive intempestivamente otra, cenaduría de banqueta. La trabajadora, la que añora la siesta; la que anhela estar informada, la que no gusta hablar de sus costras, de su pus. La que en los rincones condena a los políticos, la que en público ovaciona a cualquiera que tenga poder. La envidiosa de los triunfos ajenos, la orgullosa de sus logros mínimos. La que ve preciosas las calles de París en otoño; la que reniega por la basura que son las hojas de los árboles en sus banquetas. La quejumbrosa que se rasga las vestiduras porque en ella no hay nada qué hacer; la sufrida por pagar las entradas al teatro… o a lo que sea. La que invoca a Dios como quien respira, la que lo niega con muchos de sus gestos, con sus mañas. La del pan suyo de cada día llamado birote. La odiada, la amada, la gozosa, la leal, la traidora, la transparente, la oscura, la de este lado de la Calzada, la del lado de allá, la violenta, la de los amaneceres dulces y mansos, la plural, la tapatía… la nuestra, la de nadie… Guadalajara la veleidosa, la inmutable.

¿Cómo la miramos, la vivimos, la sufrimos, la deseamos, la construimos? Para afirmar la verdad de nuestro describirla, la atisbamos a través de un cristal hecho de distintos sílices: El Occi, El Infor, Mural, La Jornada, Público; vidrio medianero entre nosotros y ella, hecho también de sonido, las formas y los fondos de la Guadalajara que nos narran Radio UdeG, Promomedios, Radio Metrópoli, la W, 1070 am, 880…, de la que nos cuenta la televisión abierta: Guadalajara de crímenes, de atropellados, de la cotidianidad marginal, la de la pobreza que las cámaras y los micrófonos impertinentes degradan hasta la abyección.

Pero además la acechamos validos de los ojos de otras y otros; cuánto de Guadalajara han creado las miradas privilegiadas, como la de Juan José Doñán, Guillermo García Oropeza, Avelino Sordo, Luis Miguel González, Alfredo Sánchez, Trino, Myriam Vidriales, Guadalupe Morfín, Dante Medina, Rubén Martín, Jis, Falcón, Paco Padilla, Julio Haro, Raúl Bañuelos, Jorge Esquinca, Miguel Bazdresch, Arturo Suárez, Jaime Preciado, Kraeppellin, Ricardo Castillo, Ivabelle Arroyo, Mariano Aparicio, Gerardo Enciso… inventario acotado por mi propio mirar, fatalmente incompleto: necesita el catálogo de otros y también el contemplar del que solo —nosotros mismos a veces— inventa Guadalajara para sí, sin asirse de más nada que de su andarla, respirarla, comerla… tratar de gobernarla.

Personas y personajes, medios de comunicación en sí mismos, presencias y miradas ubicuas. A uno de ellos, Diego Petersen, lo señalo especialmente; su testificar Guadalajara para relatarla con intensidad y humor, con puntualidad y acidez, ha hecho escuela, movido conciencias y levantado ámpula. Diego nos anunció hace una semana que cambiaría de aires, dejó Público-MILENIO; su mudar de biósfera tiene una ventaja: en esta ciudad los vientos soplan siempre siguiendo las rutas de siempre, Centro-Colonias o la 622; no será extraño que desde cualquier esquina su vigilar siga siendo parte del diario crear a Guadalajara… lo que al cabo es un ensayo de índole universal, porque como cualquiera sabe, decir Guadalajara es decir Jalisco, decir todo el país… ahí nomás, pinchemente , como dijo el Jamaicón Villegas.

P.D. Por este año, ya estuvo. Nos vemos el 9 de enero.
agustino20@gmail.com

Derechos Reservados © Milenio Diario, S.A. de C.V. 2009

Reblog this post [with Zemanta]
Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ana Isabel
    Dic 22, 2009 @ 12:19:30

    TeGe:

    Si, a seguirla disfrutando y construyendo.

    Abrazos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: