Una cosa conduce a la otra…, de Avelino Sordo Vilchis

Instituto Cultural Cabanas
Image by jeffk via Flickr

Pues resulta que sí existen mis desde ahora no tan imaginarios (dos) lectores. Y me enteré porque el comentario sobre las actividades culturales de los Ayuntamientos de la zona metropolitana de Guadalajara provocó que ambos manifestaran sus opiniones, lo que me dio mucho gusto. Pero, conozcamos sus opiniones, a fin de ampliar un poco nuestros razonamientos: el primero se mostró muy entusiasmado con la idea de crear lo que en aquella ocasión llamamos «instituto metropolitano de cultura», mientras que a la otra le pareció exagerada mi afirmación de que los municipios cerraran —claro que después de pedir disculpas al respetable— sus oficinas culturales.

La idea del «instituto metropolitano de cultura» comenzó a tomar forma a finales de los años ochenta. Y es que ya entonces era claro que las instituciones culturales del estado y de los municipios eran completamente disfuncionales y carecían de futuro, como se ha venido constatando. La primera vez que lo propuse abiertamente fue en un artículo escrito a principios de 1995 para la revista Signos, que dirigía Pablo Arredondo. En realidad, se trataba de algo más amplio, pues implicaba rediseñar por completo los organismos culturales públicos en todos los niveles de gobierno, a fin de buscar una forma de hacerlos funcionales. O sea, de que cumplieran sus objetivos.

La propuesta implicaba la desaparición de la Secretaría de Cultura y de las oficialías, direcciones y departamentos culturales de los ayuntamientos de Jalisco. En su lugar, y sumando recursos estatales y municipales, se crearía un instituto cultural por cada región del Estado. La figura que se proponía era la de organismo público descentralizado y —esto es importante— tendría que encontrarse la manera de ciudadanizarlos, lo que significa que en su consejo de administración, además de los grillos —los representantes gubernamentales— habría asientos con voz y voto para representantes de las comunidades, a fin de asegurar que alguien trabajara.

En cuanto al asunto de que los ayuntamientos mejor cierren el changarro, no me parece exagerado y pienso que es lo mejor que pueden hacer, claro está después de pedir disculpas. Solo es cuestión de analizar, por ejemplo en el caso de Guadalajara, el lamentable estado de lo que ellos llaman «museos» y de sus bibliotecas y centros culturales, para afianzar la percepción de que las oficinas culturales de los ayuntamientos sólo han servido para cubrir cuotas políticas o para dar chamba a los cuates. Caso emblemático es el Planetario, cuyo futuro depende, merced a la irresponsabilidad de los funcionarios municipales, de la buena voluntad de especuladores inmobiliarios.

Y ya que estamos en el tema del Ayuntamiento de Guadalajara, me parece importante recordar su gran deuda con los habitantes de la ciudad, que tiene que saldarse. Si bien la memoria de la funcionarios tiende a ser muy corta, la nuestra no y recordamos perfectamente el escándalo de hace apenas unos meses, cuando se descubrió la presencia de aviadores cobrando en la Dirección de Cultura, cuyo trabajo era promover la candidatura de quien actualmente es ¡…regidor de cultura! Se habló de alrededor de cien personas en esa situación. Además, está el opaco asunto de qué hacen los ¡750! —si oyeron bien: setecientos cincuenta— empleados de la dirección.

Me parece fundamental que antes de hacer cualquier otra cosa, las autoridades culturales del municipio de Guadalajara deben transparentar su nómina, informándonos puntualmente en que están empleadas esas 750 personas (para medir el despropósito, tenemos la referencia de la Secretaría de Cultura, de cobertura estatal, que cuenta con una nómina de 1,200 personas). Además, de informar puntualmente qué sucedió con los 100 aviadores y qué medidas se tomaron o están tomando para que no vuelva a suceder. Sin no lo hacen, resulta imposible tomarlos en serio.

Paradojas de la vida: la carrera de Cabañas, fue truncada en el bar-bar.

Reblog this post [with Zemanta]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: