Avelino Sordo Vilchis, ¿Legalidad o legitimidad?

Official flag of mexican state of Jalisco in a...
Image via Wikipedia
¿Legalidad o legitimidad?
Viernes, 26 de febrero de 2010 a las 13:57

Cuando a principios de 1995 propuse una radical reestructuración de las instituciones gubernamentales de cultura del Estado, que implicaba —entre muchas otras cosas— la creación de un Instituto Metropolitano de Cultura, lo hice a partir de una cuidadosa reflexión acerca de lo que en ese momento sucedía. Y es que si bien la Secretaría de Cultura había sido fundada hacía apenas un par de años, a esas alturas era clara su imposibilidad de cumplir medianamente con sus obligaciones. La Secretaría fue la culminación de una cadena de errores cuyo comienzo podemos ubicar a finales de los setenta y que llegó a extremos delirantes en el minisexenio del cosiato.

Además de la obvia inoperancia de la Secretaría por primera vez en cualquier cantidad de años —y esto me sigue pareciendo importante—, experimentamos la alternancia en el poder. El año anterior el candidato del PAN había logrado lo que entonces parecía imposible: ganar la gobernatura. Y fue así no tanto por las virtudes de sus candidatos, que eran prácticamente inexistentes, sino por el profundo y generalizado rechazo al PRI y sus malas mañas. De manera que —por lo menos así lo percibí— el nuevo gobernador recibió un clarísimo mandato de los ciudadanos: «cambia todo radicalmente; ya estamos hartos de la forma de operar del gobierno».

A pesar de tan claro mandato, el Bebeto —que es un hombre de pocas luces, hay que decirlo— no supo leer lo que estaba sucediendo y menos tuvo la imaginación para emprender los cambios que la sociedad reclamaba como urgentes. Y todo quedó más o menos igual. Así, el gran esfuerzo ciudadano para sacar al PRI del gobierno del Estado, se tradujo en un simple cambio de personajes: los mismos procedimientos, la misma organización, la misma inoperancia, con el agravante de la ineptitud que los nuevos operadores. Esa es una de las más grandes desgracias de México: que nuestros políticos creen que la legitimidad democrática se reduce a ganar elecciones.

Triunfar en un proceso electoral es apenas el primer paso. Los más importantes vienen después: la legitimación sólo se consigue a través del buen trabajo, cotidianamente. Y nuestros políticos son como los malos abarroteros que creen que vendiéndonos manzanas podridas, eso sí bien maquilladitas para que se vean coloradotas, se terminaron sus obligaciones y hasta se molestan si regresamos a reclamar: no entienden que su obligación es vendernos manzanas en buen estado o devolvernos el dinero. Así, una vez que ganan una elección —quién sabe con qué malas artes, hay que decirlo— creen que ahí se acabó el compromiso con los electores y a lo suyito.

De muchas maneras estamos viviendo una experiencia similar a aquella de 1994-1995, pues el hartazgo ciudadano sacó al PAN de las presidencias municipales de la zona metropolitana. Y de nuevo los candidatos triunfantes no lo fueron por sus grandes atributos o por su brillante trayectoria: de lo que se trataba —y esto es clarísimo— era que se fuera el PAN con sus malas mañas. El problema es que, otra vez, nuestros políticos se están haciendo como que la virgen les habla y es claro que no se van a poner a trabajar en los cambios que la sociedad considera urgentes. Y de nuevo a la misma organización, a la inoperancia de siempre: a más de lo mismo.

Es claro que de nuevo estuvimos ante la oportunidad de hacer un cambio significativo en las oficinas culturales de los ayuntamientos metropolitanos. La sociedad así lo quería y así lo expresó el día de las elecciones. Era el momento para que utilizaran su imaginación y se pusieran a trabajar en la transformación de las instituciones que demostradamente son inoperantes. Hablar entonces de conceptos completamente abstractos como «autonomía municipal», es escudarse en los pretextos de siempre, para que las cosas sigan igual, para más de lo mismo.

¿Cuánto tendremos que esperar para tener políticos serios, comprometidos y competentes?

Reblog this post [with Zemanta]
Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Lacrox
    Mar 06, 2010 @ 14:50:38

    Cuando tengamos ciudadanos serios, comprometidos y competentes

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: