A Germán Dehesa

Barco Pirata
Image by nabo via Flickr

La tuya fue una muerte prematura.  Hoy toca y tú descansando.  Leí casi todas tus columnas, fui radioescucha de tu programa en Radio Red junto con las nauyacas y recuerdo tu aparición en los medios escritos con una columna dedicada a mi rancho:

20 de septiembre de 1987

Un chilango en La Minerva

Tal es mi caso.  Por el momento, me siento como gallina comprada y como cocodrilo en fábrica de carteras:  desconcertado y amenazadón.  Supongo que todo es cuestión de que pase el tiempo para que florezca esta relación (estas cartas de relación) entre la laguna de Tenochtitlan y el llano de Guadalajara y así, tú, lectora lector querido, y yo nos podamos comer esa tuna de la que habla la canción.

Inútil y tramposo sería inventarme un pasado jalisciense que no tengo (con esa pena estamos, diría mi tía Matilde), o que les contara que, desde mi más temprana edad, me interesé por las cosas de Jalisco hasta el punto de que mis padres me tuvieron que comprar una maqueta del Estado para que yo conociera íntimamente todos sus rincones (los del Estado, no los de mis papás).  No hay tal.

La Guadalajara que yo más conozco es aquélla que recorrí con mi padre en los años 50 y que hoy difícilmente podría reconocer.  La recuerdo también porque ahí en Guadalajara compré hace 42 años mi primer ejemplar de “El Quijote” y, ya puesto  en el  camino de la alegría y la belleza, Jalisco es para mí la tierra de Yáñez, de Arreola, de Alatorre -mi queridísimo maestro-, de Rulfo, de Orozco y de tantas otras miradas atentísimas a la verdad y a la belleza que, aún a la distancia, han ejercido su magisterio sobre mí y han acendrado mi enorme gusto de ser mexicano.

Esto y mis largas estancias en Tepatitlán donde me enamoré de una mesera de ojos azules que jamás se posaron en mí, son las únicas credenciales que puedo presentar para irrumpir entre ustedes en mi gustada caracterización de Charro Negro dispuesto a fustigar las babosadas, propias y ajenas, y dispuesto sobre todo a que nos gane la risa que, hasta  el momento, no causa impuestos.

Los piratas de Chapala

Harto de Fobaproas, de alzas en los servicios (malos tirando a pésimos), de violencias absurdas e impunes, de aumentos a los impuestos, cuyos costos políticos -según declaró en Kuala Lumpur (¡háganme el C. favor!) -asume totalmente el doctor Zedillo; harto de todo esto, le propuse a Andrés, mi hijo de tres años, que nos embarcáramos y nos dedicáramos a la piratería.  La idea le pareció excelente a él y a muchos amigos que, como yo, ya estamos optudimóder de vivir bajo el Gobierno de esos mentecatos que cada vez cobran más por servirnos peor.

El proyecto pirata va viento en popa.  Lo único que nos falta es el barco.  ¿De casualidad, ustedes no tienen un barco pirata anclado en Chapala que nos pudiera rentar?  Sería ideal.  Por lo pronto, no olviden que hoy es viernes y a reserva de que nos hagamos piratas:  HOY TOCA.

Cualquier correspondencia con esta columna que aterriza en Zapopan, favor de dirigirla a: dehesagerman@gmail.com o a Mariano Otero 4047, C.P. 45070 Zapopan, Jalisco.

Y pensar que escogiste Veracruz para tu descanso, ¿por qué no Chapala?.  En fin, tu sabrás.  Yo me quedo con las ganas de seguir leyendo tu columna, de reír de nuestras desgracias y de saber cómo trata la vida al Bucles.  Por mi parte, le deseo a Montiel que le crezcan cebollitas en el ombligo, que se las merece.

Hasta pronto Germán.

Enhanced by Zemanta
Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. TeGedora
    Sep 11, 2010 @ 19:54:17

    Mi querida Artemisa, no puedo creer que no haya visto esta entrada, es hermosa, muchas gracias.

    Nunca leí esa columna, la goce muchísimo. El Charro Negro, cuántas carcajadas me robó. En fin…

    ¿Qué tal durmió Montiel?

    Para tí, abrazos.

    Responder

  2. Artemisa
    Sep 12, 2010 @ 16:24:38

    ¿No te digo? Cuando finalmente logro traer cosas hermosas tú quien sabe dónde andas trabajando de pasante.

    Qué bueno que te gustó.

    A Montiel que le crezcan cebollitas en el ombligo y que necesite drogas para conciliar el sueño…

    Abrazos.

    Responder

  3. TeGedora
    Sep 15, 2010 @ 10:37:30

    Y otra vez llego tarde para contestar ja,ja… Sí me gustó mucho, Dehesa tiene unos textos entrañables, otros que te pueden tener riendo a carcajadas, otros que te hacen reflexionar.

    Pero qué te digo, esas niñas que me tienen trabajando de Pasante de sol a sombra y ni seguro social tengo. Pero si me mejoras el sueldo y las prestaciones me vengo, nada más que no se enteren las niñas (ja,ja,ja,ja)

    Un abrazote. Por cierto la Bruja ya no nos ha deleitado con una entrada, si la ves dile que la estoy esperando, que no se dé tanto a desear y que le mando un beso tronado.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: