El día de los niños de la guardería ABC

IMG_2885

Este día del niño vuelvo para hablar de los 49 bebés trágicamente muertos en la Guardería ABC.  Es imposible olvidar aquella tragedia ocurrida en Hermosillo, Sonora y la razón es simple: la justicia para las víctimas no ha llegado aún. Es así como se vive en México día con día.

El día de hoy continúan en libertad y gozando de impunidad Molinar Horcasitas, Bours, y los socios de la Guardería: Alfonso Escalante Hoeffer, Sandra Téllez de Escalante, Antonio Salido, Marta Altagracia Gómez del Campo, Gerardo Urquidez Serrano quienes se embolsaban 4 millones de pesos mensuales pagados por el IMSS para “atender” a casi 200 niños.

Por sujetos como estos es que se instituyó el día del niño: para que recordemos la fragilidad y vulnerabilidad de los niños. Y que existen lacras capaces de cometer cualquier acto criminal en contra de ellos y que mientras el Estado no se haga cargo de cumplir con su deber, la sociedad se los echará en cara através del repudio porque gente como ellos no merecen vivir entre nosotros.

Un fuerte abrazo para los papás y familiares de estos pequeñitos. Un reconocimiento para todos los héroes que expusieron sus vidas para evitar que más bebés murieran, porque son ellos en sus actos grandiosos quienes hicieron ver a los verdugos como lo que realmente son: un puñado de burócratas mantenidos por la sociedad a la que mal-sirvieron y una suerte de “empresarios” gandallas que sólo pudieron embolsarse nuestro dinero sin dar nada a cambio.

Enhanced by Zemanta
Anuncios

La Justicia para los padres de la ABC

Desde ayer pensaba la manera de abordar el tema de la Justicia aquí en la Red de Artemisa. No quería recurrir al diccionario y mucho menos traer párrafos de leyes o teorías jurídicas. El tema de la Guardería ABC va más allá de teorías. Hoy en la página del Movimiento 5 de junio encontré una carta enviada por Miguel para contarles a los papás de este movimiento su experiencia el día 5 de junio del 2009. Les dejo las palabras de Miguel, a quien no conozco y tampoco tengo forma de contactar para solicitar su permiso, aunque por el contenido de la carta, estoy segura que no se ofenderá.

Este video y los muchos comentarios que se hicieron sobre él en esa página, fueron el contexto en que Miguel hizo su comentario:

Julio 23, 2010

Hola Soy Miguel, soy enfermero con especialidad en cuidados intencivos neonatales del hospital cima, y cubre turnos en el hospital san jose, Dif, entre otros, tengo un hijo de 3 años que se llama Antonio y otra nena de 6 meses que se llama Monserrat, desde el 5 de junio del 2009 he aprendido ha valorarlos, disfrutandolos dia con dia ya que por mi trabajo nocturno duermo de dia y siempre estoy muy canzado, pero desde ese dia comprendi lo afortunado que soy por tenerlos.
Siempre estoy al pendiente de sus acciones, es la primera vez que me atrevo ha escribirles sentia miedo no se por que.
Desde el 5 de junio apartir de las 3:00 pm hay un antes y un despues en mi carrera y en mi vida, todavia recuerdo, escucho, y puedo sentir la misma impotencia al no darme abasto tras recibir ha tantos niños tan lastimados, no podia dejar de sentir ganas de correr y correr, no podia ser cierto lo que estaba biendo, pero no pare, ni un solo instante ya eran las 4:00 pasaditas y tenia frente a mi ha mas de 10 criaturas sin vida de la edad de Tony mi pequeño, por todos lados ropa de los niños, dolor, olor ha piel quemada pero esta vez eran niños muchos niños, aun recuerdo sus rostros, su lucha, las ganas de vivir de aquellos pequeños cuerpos que esa mañana habian sido entregados en un lugar que en poco tiempo seria el acabose para sus vidad, el verdadero camino al sufrimiento para despues tracender, y yo si lo admito queria ir ha casa abrazar ami familia y llorar, llorar sin parar.
Los medicos como jose mario, o gonzales estaban hechos trizas y fue la primera vez que los vi envueltos en llanto, no podiamos hacer mas, alguien no los habia protegido y sobre sus pieles se reflejaba la carne viva, no podiamos darles aire, no se podia estaban cerrados, la mayoria eran muchos aun lloro y me duele, no dejara de doler. solo pude estabilizar ha 6 de ellos pero despues murieron fue debastador.
sali de urgencias ha las 7 am del dia 6 para de ahi pasar a el hospital san jose al dif y el imss, esa semana trabaje con todos ellos.
Los acompaño siempre a sus marchas y yo casi todos los que estubimos atendiendo a los niños, casi siempre nos damos el tiempo pues como se podran imaginar somos muchos los que estamos molestos esto no debio haber pasado nunca, todos sabemos quien no hizo su trabajo bien, todos sabemos que no podimos hacer mas y el tiempo no se puede regresar pero el presidente si ha tenido en sus manos al menos permitir que vivan su dolor como deve de ser, pero yo entiendo que no se puede cuando hay que salir ha manifestaciones, hay que ir ha pedirles que hagan su trabajo por que yo lo mismo haria, cuando paso todo esto pense de seguro todos los padres se agruparan y haran algo para hacer que pagan los que por negligentes mataron ha sus niños, pero cada vez me doy mas cuenta cuan ignorantes son alguno de ellos, por que si lo que quieren es dinero se han conformado con muy poco, pero aun asi no se vale, como dice la Señora Duarte y los 49 niños que? si bien agusto con dinero, pero el dolor, el sufrimiento de ellos que? me asombra y decepciona de sobremanera que le agradescan a Felipe Calderon si lo que hace no es nada con lo que deveria hacer, es un insencible que deverian mostrarle un antes y un despues de los niños, para que vea como quedaron o como estan-
Y mi capacidad de asombro vuelvo ha destaparla cuando noto que los que estan por el lado chueco que agradecen, que se conforman que se conforman, que no gritan, que no se enojan, son los padres de mis pacientes, los niños que no me dejan dormir de tanto que me ha afectado no poder hacer nada para cambiar sus lesiones en aquel momento, momento que me ha dejado si grandes temores pero sabiduria, y ganas de aprender mas, sobre quemaduras.
el proximo mes tomare unos cursos en texas en honor ha ellos mis pequeños pacientes luchones e incanzables.
No se rindan por favor no permitan que lo que paso con ellos se pague y ojala sea pronto.
hize una cuenta en facebook y estare al pendiente dando difucion ha todo lo referente alos Movimimientos.
BUENO ME DESPIDO.
LOS APOYAREMOS SIEMPRE.
MIKE DESDE HOSPITAL CIMA, A SUS ORDENES.

Me gustaría también recordar aquellos hechos através de esta entrevista que hizo Carmen Aristegui a Eduardo Bours el 8 de junio del 2009 (3 días después del incendio):

En una rueda de prensa, 4 días después del incendio, los dueños de la Guardería ABC se defendían así:

Ahora, casi 14 meses después claramente vemos quienes han sido protegidos y tal vez sea esta la razón del silencio de Calderón y el por qué Margarita Zavala se cubrió la cara ante las exigencias de Patricia Duarte.

Y por último, las imágenes de este video nos recuerdan que únicamente cuando llegue la tan ansiada Justicia, estos padres podrán finalmente tener un poco de paz…

Enhanced by Zemanta

ABC: cuando Jelipillo da, da a manos llenas

Eduardo Bours
Image via Wikipedia

Política cero

Jairo Calixto Albarrán

2010-07-21

Por eso se tomó el tiempo necesario, prácticamente un año, para encontrar la manera de tenderles la mano solidaria a los padres de los niños de la guardería ABC y ofrecerles todo el apoyo del Estado para que pudieran encontrar, al mismo tiempo, justicia y sosiego a su pena tan grande. Claro que con un poco de voluntad política y visión de estadista, Calderón bien pudo adelantarles a las víctimas de tan duro trance, lo mismo que ahora les ofrece con tanta generosidad, pero qué importa, porque lo que interesa son las buenas intenciones, las ganas del poderoso Tlatoani de regalarle a los pobres mortales aunque sea un mendrugo de su bonhomía.

¡Qué maravilla! El C. Preciso se tomó 365 días para concluir que la gente de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, requería de apoyo económico y psicológico, pero debido seguramente a sus múltiples ocupaciones, no se le ocurrió que no hubiera sido mala idea darle el trato correspondiente de héroes de la subrogación a personajes como Juan Molinar Horcasitas o Eduardo Bours o la ilustre parentela de la primera dama, a los que —sus razones tendrá— ha defendido con más ahínco que a su narcoguerra que no es narcoguerra, de la misma manera que oficialmente no hay narcoterrorismo, sino que es una lucha justiciera con capacidades distintas.

Pero lo que seguramente ha reconfortado más a todos fue la presencia de Mr. Blackie, quien como secretario sustituto de Gomezpunk estableció que ya hay 26 presuntos responsables en el caso ABC aunque, claro, de medio pelo. La cosa era crear profundos vínculos con la sociedad civil y las víctimas, dejando en claro que lo más que podrían hacer para que superen la tragedia, es mandar al consen de consens de Los Pinos, Juanito Molinar a la cárcel… pero con el mismo trato que le ofrecieron a Celia Lora en el tambo y en una bartolina en compañía de Lindsay Lohan un fin de semana que tenga libre según su apretada agenda.

Eso si bien les va, porque hay mucho resentido social que quisiera ver a don Bours junto con Karam, en la celda especializada SB1070 en Phoenix para que le den una terapia de choque para migrantes remisos, pero qué necesidad, diría Juan Gabriel, no lo verán sus ojos. Ya se ha visto que el gobierno calderónico es muy celoso de su deber y no está dispuesto a entregar a ninguno de sus buenos muchachos; digo, es más fácil que les consiga chamba a que les aplique todo el rigor de la ley pues, después de todo, para qué son los amigos. Ya se sabe la máxima de la política nacional: amistad que no se refleja en la nómina, es demagogia.

Sensibilidad política, que le llaman.

www.twitter.com/jairocalixto

jairo.calixto@milenio.com

tomado de: http://www.milenio.com

Enhanced by Zemanta

Responsables, involucrados, impunes

abc
Image by AlanGradilla via Flickr

Augusto Chacón

  • 2010-06-19
  • Ah, qué caray! La Suprema Corte de Justicia de la Nación está acotada por la Constitución y no pudo ir a más en su pronunciamiento sobre los niños muertos y los lesionados por el incendio en una guardería que estaba bajo la tutela de los tres niveles de gobierno: federal, el de Sonora y el de Hermosillo; aun así concluyó que en el caso hubo “violaciones graves a las garantías individuales” de parte de siete funcionarios; debemos inferir que seguramente los siete engañaron a sus inocentes superiores respecto con sus verdaderas habilidades y competencias. Pero con todo y lo contundente de la determinación, resulta que para la Corte no hubo responsables sino “involucrados” (dice la Real Academia Española de involucrar: complicar a alguien en un asunto, comprometiéndolo en él), con todo y que su dictamen no sería vinculante. Lástima: el eufemístico sistema legal mexicano no permitirá que inscribamos en la historia de los crímenes que avergüenzan a la humanidad los nombres de los personajes señalados por la Suprema Corte; mientras los más célebres transgresores de los derechos humanos cargarán por toda la eternidad con la responsabilidad de sus actos, los de acá se quedarán en un limbo inocuo para ellos, pues según el más alto tribunal del país son-están apenas “involucrados”. Aunque si de involucrados se trata, la Corte dejó a un lado a los originales: las víctimas del incendio; refiere la Real Academia Española sobre involucrar: “del latín involucrum, envoltura”: los funcionarios involucrados en el terso algodón de la trama de complicidades y los niños en las llamas, muertos y heridos dos veces, el 5 de junio de 2009 y el 16 de junio de 2010.

    Lástima, el dictamen del ministro Zaldívar fue desechado, apostó fuerte para apuntalar la calidad moral de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y perdió, perdimos. Dos muestras del lodo que cubrió la faz del máximo tribunal, dos declaraciones del ministro presidente Ortiz Mayagoitia: se mostró como un legalista a ultranza pero afirmó en uno de sus alegatos que no existe prueba de que en algunas estancias del sistema de guarderías del IMSS haya algo malo ni que los usuarios hayan protestado por estas causas, y además afirmó: la Corte no culpa ni exonera a nadie. (Público, 17 de junio de 2010). Usuarios no únicamente de las guarderías, de todos los servicios del Seguro Social, uníos, tómenle la palabra a Ortiz Mayagoitia y manden sus quejas a la Suprema Corte (http://www.scjn.gob.mx) con copia para su medio de comunicación favorito, y ya entrados: enviemos al mismo sitio nuestro pesar por el incendio intelectual que consumió a la justicia -de por sí poca- en el Poder Judicial; se sospecha que los ministros están involucrados.

    Y a lo que sigue, pero curados de espanto y armados del muy mexicano escepticismo hacia las instituciones: tomemos con cautela la recomendación que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) envió a la Secretaría de la Defensa; en ella señala a miembros del Ejército como responsables directos por el ataque a una familia en Tamaulipas en el que murieron dos niños, y no es todo: también acusa a los militares de alterar la escena de los sucesos y de obstruir la investigación. Sorprende el contenido de la recomendación y admira que a la CNDH le bastaron dos meses para emitirla; es tan… (estuve a punto de escribir grave, pero la Suprema Corte diluyó el sentido del calificativo), es tan serio lo que señala el ombudsman nacional, es inusitado, que nos conviene no darle vuelo a las expectativas y, además, por el bien de la defensa de los derechos humanos, nos conviene que la investigación en que se sustenta la recomendación esté bien hecha. El Ejército artero disparó a ciudadanos e insinúa la CNDH que modificó la escena del crimen en su beneficio, que mintió. Las imputaciones no son minucias.

    Bienvenido el futbol y su relevancia en el ánimo social: once juegan a nombre del país y nos representan, así sea nomás para efectos futbolísticos; si lo hacen bien, lo disfrutamos, si lo hacen mal, tenemos a quien responsabilizar y más: cualquiera emite su opinión sapiente al respecto y se percibe en el centro del tema. Cosa que no sucede en las áreas políticas más significativas: los que debían representarnos juegan sólo para ellos, no hay manera de hacer a alguno responsable y no les gusta que cuestionemos su hacer, aunque pretenden hacernos creer que la alineación la elegimos nosotros.

    agustino20@gmail.com

    Milenio Diario, S.A. de C.V. 2010

    Enhanced by Zemanta

    No puedo recordar lo que no he olvidado…

    “La paz no comienza con cenas para recaudar fondos, política, guerras, debate intelectual u organizaciones que se han adjudicado a sí mismas la tarea de representar a la gente. La paz comienza con el reflejo en el espejo.

    La paz personal es una causa poderosa de la paz mundial. La paz personal y el bienestar personal conducen a la paz global y al bienestar global. Todo está interconectado.

    Hoy, haz algo nutritivo para tu espíritu.”

    Yehuda Berg



    Quisiera decir que hoy es un día para recordar.  El 5 de junio de 2009 en Hermosillo, Sonora, 49 niños pequeños murieron a causa de un incendio en la guardería ABC y otros 80 niños resultaron con diferentes tipos de lesiones con las que vivirán el resto de sus vidas.  No puedo decir que esta entrada es para recordarlos sencillamente porque nunca lo olvidé.  No era posible hacerlo porque a falta de justicia el coraje para exigir que estos crímenes no quedaran impunes fué lo que nos motivó a muchos mexicanos. En esta agotadora y desgastante lucha provocada
    por la falta de criterio, corrupción, tráfico de influencias e impunidad, hemos quedado sin palabras.  Un año completo en el que los responsables, todos ellos con aspiraciones políticas, han querido taparse, encubrirse y hacer como que nada pasó.

    Estos son los niños que no olvidamos:

  • En Recuperación 77
  • Audio: Tomado del Universal: Homenaje a los Angeles (Dar click)

    Imagen 28

    1-María Magdalena Millán García

    2-Andrea Nicole Figueroa

    3-Emilia Fraijo Navarro

    4-Valeria Muñoz Ramos

    5-Sofía Martínez Robles

    6-Fátima Sofía Moreno Escalante

    7-Dafne Yesenia Blanco Lozoya

    8-Ruth Naomi Madrid Pacheco

    9-Denisse Alejandra Figueroa Ortiz

    10-Lucía Guadalupe Carrillo Campos

    11-Jazmín Pamela Tapia Ruiz

    12-Camila Fuentes Cervera

    13-Ana Paula Acosta Jiménez

    14-Monserrat Granados Pérez

    15-Pauleth Daniela Coronado Padilla

    16-Ariadna Aragón Valenzuela

    17-María Fernanda Miranda Hugues

    18-Joseline Valentina Tamayo Trujillo

    19-María Ximena Huguez Mendoza

    20-Nayeli Estefanía González Daniel

    21-Ximena Yanes Madrid

    22-Yeseli Nahomi Baceli Meza

    23-Ian Isaac Martínez Valle

    24-Santiago Corona Carranza Lemas

    25-Axel Abraham Ángulo Cazares

    26-Javier Ángel Merancio Valdez

    27-Andrés Alonso García Duarte

    28-Carlos Alán Santos Martínez

    29-Martín Raymundo De la Cruz Armenta

    30-Julio César Márquez Báez

    31-Jesús Julián Valdez Rivera

    32-Santiago de Jesús Zavala

    33-Daniel Alberto Gayzueta Cabanillas

    34-Xiunelth Emmanuel Rodríguez García

    35-Aquiles Drenet Hernández Márquez

    36-Daniel Rafael Navarro Valenzuela

    37-Juan Carlos Rodríguez Othón

    38-Germán Paúl León Vázquez

    39-Bryan Alexander Méndez García

    40-Jesús Antonio Chambert López

    41-Luis Denzel Durazo López

    42-Daré Omar Valenzuela Contreras

    43-Jonathan Jesús De los Reyes Luna

    44-Emily Guadalupe Cevallos Badilla

    45-Juan Israel Fernández Lara

    46-Jorge Sebastián Carrillo González

    47-Ximena Alvarez Cota

    48-Daniela Guadalupe Reyes Carreta

    49-Juan Carlos Rascón Holgín

    Que descansen en paz…

    Lista tomada de http://www.angelesenespera.com

    Caso ABC: cárcel para implicados, lo justo

    Diego Enrique Osorno
    Historias de Nadie

    Caso ABC: cárcel para implicados, lo justo

    Lun, 31/05/2010 – 06:53 — Osorno

    Sondeo.jpg

    MILENIO DIARIO A una semana de que se cumpla un año del incendio de la Guardería ABC en la que murieron 49 niños, padres de la víctimas no están conformes con la actuación de las autoridades hasta el momento y consideran que ver en la cárcel a los funcionarios y particulares involucrados en el siniestro sería lo justo por la muerte de sus hijos. Tanto el ex gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo, como el Instituto Mexicano del Seguro Social por igual, son considerados como los principales responsables de los sucesos ocurridos el 5 de junio de 2009 en la estancia infantil ubicada al poniente de Hermosillo, Sonora, de acuerdo con los resultados de un sondeo realizado por MILENIO a 30 padres y madres. El ex mandatario estatal del PRI fue señalado por los padres debido a que “no hizo nada” y “se encargó de proteger a sus amigos los dueños de la guardería”, mientras que al IMSS se le responsabiliza por haber otorgado a finales de 2006 un nuevo contrato de subrogación a los propietarios, pese que el lugar no cumplía con las medidas de seguridad exigidas por el propio instituto. Otro grupo menor de los deudos consultados considera que los auténticos culpables de la tragedia son los propietarios de la estancia infantil subrogada por el Seguro Social: Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella (prima de la primera dama Margarita Zavala y de la esposa del ex gobernador Eduardo Bours), Sandra Téllez, Gildardo Urquídez (ex tesorero del PRI de Sonora), Alfonso Escalante Hoeffer y Antonio Salido. A ellos se les achaca no garantizar las condiciones óptimas de operación de la guardería y dedicarse solamente a lucrar con el cuidado de los menores. Por otra parte, los familiares de los niños de entre seis meses y cuatro años que fallecieron consideraron mayoritariamente que ninguna autoridad ha actuado con responsabilidad ante la tragedia, aunque una minoría aseguró que el IMSS sí lo ha hecho, así como el actual gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés, quien relevó a Bours en el cargo el 13 de noviembre de 2009. Sobre la posibilidad de que exista justicia, una cantidad mayor de padres duda que la haya finalmente. Hoy en día no hay ninguna persona en prisión por la tragedia de la Guardería ABC, la cual sacó a relucir que los dueños de la estancia infantil habían sido advertidos por diversas instancias oficiales, incluyendo el IMSS, de que debían atender una serie de medidas correctivas, como el retiro de una lona flamable y la habilitación de una salida de emergencia. Pese a que estas medidas no se habían cumplido, el actual secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas, autorizó el 29 de diciembre de 2006, siendo director del IMSS, la renovación del contrato de subrogación a los socios de la guardería, entre los cuales se encontraban familiares y amigos de políticos de PAN y PRI. El corazón de la tragedia El almacén de la Secretaría de Finanzas del gobierno de Sonora donde comenzó el incendio que se propagó a la Guardería ABC guarda en su interior los esqueletos de coches calcinados, papelería achicharrada, placas vehiculares ennegrecidas y un destartalado aparato de aire lavado conocido en Sonora como cooler, al cual los peritajes señalan como el detonante del siniestro. Fotografías inéditas del interior del lugar, resguardado por policías, muestran el corazón de la tragedia infantil más grave que ha habido el México moderno. Padres de las víctimas quieren que el sitio sea derrumbado y se construya un mausoleo en homenaje a los niños.
    fuente: http://www.milenio.com

    11 meses de impunidad para los ángeles en espera

    IMG_2884
    Image by cdsymonds via Flickr

    La siguiente no es una nota reciente, en realidad es una nota de hace casi un año.  Quien la escribió, María Teresa Priego es escritora y columnista de El Universal.  Estoy segura que no le molestará que la publique de nuevo, porque sigue siendo actual.  Y seguirá siéndolo hasta que se haga justicia.

    Por “los ángeles en espera”

    Por María Teresa Priego
    Escritora
    Agencia El Universal

    “Cada vez que nos dan clases de amnesia/ como si nunca hubieran existido/
    los combustibles ojos del alma/ o los labios de la pena huérfana/ cada vez que nos dan clases de amnesia/
    y nos conminan a borrar/ la ebriedad del sufrimiento…”
    Mario Benedetti

    Una madre, un padre, toma a su bebé, a su niña/o en los brazos. Recoge la pañalera. Adentro guarda un objeto preferido por su hija/o. Ese juguete, ese pedacito de tela, ese objeto transaccional que lo acompaña durante las horas que no está en casa. Los papás siempre sabemos cuál es. El que el bebé mordisquea, el que no quiere soltar, el que desea que lo acompañe por las noches en su cama. Deja a su hijo en la guardería. Acude a su centro de trabajo. La vida tiene una lógica. Un orden. El presente y el futuro existen. Aun en medio de las incertidumbres y las dificultades de la vida, los seres humanos vivimos/necesitamos vivir una certeza fundamental. La que nos estructura y nos sostiene: somos una familia. Nos amamos. Estamos juntos. Estamos a salvo.

    El 5 de junio de 2009 estalló un incendio en una guardería-bodega. Estalló un incendio en el corazón mismo del más vulnerable de los Méxicos: el de nuestros niños. Una tragedia absurda. Insoportable. De las que no pueden asimilarse. Ni perdonarse. El 26 de junio el hospital Shriners confirmó la última muerte: una niñita de tres años: 48 niños arrebatados a sus familias. A sus futuros. Ya pasó un mes. Es mucho tiempo como periodo “necesario” para que un funcionario entregue una lista de guarderías subrogadas. Es tan breve. Tan abismalmente breve en la vivencia de un duelo.

    Los padres de los niños se reúnen, se organizan, realizan marchas. Sufriendo y tan valientes. Tan heridos e intentando jalar hacia adelante. Exigen justicia por los niños muertos. Protección para los aun hospitalizados y para los que tendrán que vivir con tratamientos médicos. Exigen justicia y el Estado está obligado a responderles. A cumplir —trágicamente a destiempo— con sus compromisos más elementales. Pero que a cada una/o de los responsables que les quede muy claro: ¿acaso existe alguna posibilidad de reparar el daño?

    En el video grabado en el hospital, un niño con su cuerpo quemado habla de su hermanita muerta. Una siente que los relojes se detienen ante sus palabras. Sí se detuvieron. Esos 48 pequeños relojes interiores que marcaban la intensidad de cada infancia. ¿Qué amaba Daniela? ¿Cómo se reía Andrés Alonso? ¿Quién era la amiguita más querida de Ximena? La cotidianidad de cada familia tiene que reinventarse. En la lucha contra las autoridades. En la lucha íntima para aceptar y procesar una ausencia inaceptable.

    “Homenaje a los angelitos de la guardería ABC”, guarda la fotografía de cada uno de los bebés y niños. Con sus nombres (YouTube). Quisiera que los padres sepan que miramos a sus hijas/os. Que repetimos sus nombres. Que en ese frío inmenso de la pérdida los abriga la solidaridad de millones de personas. Quisiera pensar que esa solidaridad dolida y vasta les ayuda. Que los abraza. Que saben y sienten que una fuerza colectiva los sostiene. En sus demandas de justicia y en su dolor. Pero al mirar las imágenes, un niño posa orgulloso con su estrellita en la frente, una niña agita sus ricitos, un pequeñito abraza su mascota, la pregunta repetida aprieta el corazón como un puño impotente y desesperado: ¿acaso existe alguna manera de reparar el daño?

    En medio, los dimes y diretes de los funcionarios, de los militantes de partidos. Las especulaciones electoreras. Qué horror. En su comparecencia: “Daniel Karam, director general del IMSS, afirmó que es claro el deber de convertir la tragedia de Hermosillo en una palanca que transforme el sistema de guarderías en México”. ¿Una palanca?: 48 niños muertos tendrían que ser una “palanca” que transforme al país entero. “La dueña de la estancia Niño Feliz, así como la representante legal de la guardería subrogada por el IMSS, pertenecen a la red financiera del capo del cártel de Sinaloa, Ismael El Mayo Zambada, de acuerdo con información del Departamento de Tesoro de EU. Según la lista de guarderías que el IMSS dio a conocer el miércoles, Niño Feliz, SC, opera en Culiacán, Sinaloa, desde noviembre de 2001. En el acta constitutiva, presentada para obtener la subrogación, la dueña era María Teresa Zambada Leyva. Atiende a 209 niños” (Redacción de EL UNIVERSAL).

    Me es imposible decir: “Así son los políticos, los funcionarios públicos”, “Qué podríamos esperar de ‘ellos’”, “Es lógico que el narco se infiltre hasta en las guarderías”. No, no es lógico. Es una infamia. No podemos permitir más que “así sean”. Vayamos analizando de uno por uno ¿quiénes son esos “ellos”? ¿Qué lugar ocupan? ¿Cómo llegaron allí? ¿Por qué les permitimos que se queden? El laberinto de la investigación apenas comienza. Y ya llegamos hasta el narco que materna 209 niños.

    El doctor Campillo, del hospital CIMA, sugirió —tras su vivencia de atender a los niños en estado de emergencia— un homenaje para los pequeños de la ABC: “Una colecta pública de donación de llaves u objetos de cobre o bronce para la realización de figuras de niños (una por cada niño fallecido) y colocarlas en la plaza. Convocar a los artistas y escultores de la ciudad a donar la realización de las esculturas. Colocar una placa conmemorativa con los nombres de los niños (o adultos) fallecidos (carta publicada en el blog de apoyo ciudadano http://angelesenespera.wordpress.com/, información, vías para aportar donativos, son muy urgentes).

    Un in memóriam en bronce, como imaginó el doctor Campillo. Creado con el material colectado por muchas personas. Desde todos los rincones de la República. Con artistas convocados en todo el país. Son tan necesarios —también— los actos simbólicos. “Cada vez que nos dan clases de amnesia”. Cada vez les tendremos que decir que la justicia es lo menos que exigimos. Lo menos. Pero ¿quién puede borrar la vivencia, la memoria del daño infligido?

    Reblog this post [with Zemanta]

    Anteriores Entradas antiguas